Carrito / (productos) Total 0,00 € 0
 x 

Tu carrito está vacío

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Estreñimiento Infantil. Guía de Consejos de Farmacia Mufer

Estreñimiento Infantil. Guía de Consejos de Farmacia Mufer

El estreñimiento es un problema frecuente en la en todos los grupos de edad pediátrica y afecta por igual a ambos sexos (ligeramente más frecuente en varones). La Real Academia Española define el estreñimiento infantil con retrasar el curso del contenido intestinal y tener dificultad con la evacuacion.
El patrón defecatorio normal varía con la edad, especialmente por debajo de los 4 años. Aunque la media de deposiciones de un recién nacido es de 4-6 al día, existen amplias variaciones en función de cada niño, siendo generalmente menor en los que toman fórmulas de lactantes.

Los alimentados con lactancia materna pueden realizar una deposición líquida tras cada toma y efectuar hasta 10-12 deposiciones en un día o, por el contrario, tener una frecuencia deposicional muy baja realizando deposiciones incluso cada 3-5 días pero de consistencia blanda y que no se acompañan de esfuerzo defecatorio. Ambos supuestos deben considerarse normales y no ser catalogados erróneamente como diarrea y estreñimiento. Con la edad va disminuyendo la frecuencia de las deposiciones, siendo la media a los 4 años de 1-2 al día y, a partir de ahí, asemejarse a la frecuencia en el adulto, que oscila de 3 deposiciones al día a 3 deposiciones a la semana.

Actualmente se diagnostica con estreñimiento no solo el número de deposiciones, sino que engloba también las características de las mismas (tamaño y dureza) y diferentes manifestaciones asociadas a la defecación (dolor, malestar, posturas de evitación y pérdidas fecales. El término de cronicidad se reserva para definir aquel estreñimiento que se prolonga durante al menos 8 semanas y cumple dos o más de los siguientes criterios: Menos de 3 deposiciones a la semana y más de un episodio de incontinencia fecal.

En Farmacia Mufer hemos querido dedicar este articulo a este sintomatología e informar adecuadamente a los padres ya que la prevención es fundamental. Es importante conocer que la mayoría de niños que padecen este problema en el 95% de los casos es funcional no relacionado con patología, por ello, es importante conocer que aparece tras un episodio agudo causados por factores diversos, destacando tres momentos claves en los que es imprescindible actuar e intervenir con medidas, fundamentalmente dietéticas y conductuales, encaminadas a evitar la aparición del estreñimiento, las tres etapas son:

1. Paso de la lactancia materna a artificial y/o inicio de la alimentación complementaria. La alimentación con fórmula para lactantes suele cambiar la consistencia de las heces, endureciéndolas.
2. El control de esfínteres. El control de los esfínteres se suele alcanzar entre los 2-3 años, con variaciones individuales. La retirada del pañal debe comenzarse cuando el niño tenga un patrón de defecación normal y muestre que ya está preparado y presenta la conducta y madurez adecuada.

3. Inicio de la escolarización el niño está entrenándose, conviene mantener en el colegio o guardería las mismas pautas de actuación dirigidas a facilitar que el niño pueda ir al baño cuando sienta necesidad, no reñir ni ponerlo en evidencia delante de otros compañeros si se 
producen escapes y por ultimo evitar baños sucios que puedan resultar desagradables.

Medidas higiénico-dietéticas

• Los niños deben ser animados a defecar después de las comidas, aprovechando el reflejo gastro-cólico.
• Deben disponer de tiempo después de las comidas para ir al baño y poder defecar sin prisa, evitando la lectura y otros entretenimientos. El niño debe estar centrado en defecar.
• Facilitar que el niño pueda acudir al servicio. 
Pueden ser útiles los váteres portátiles y los protectores desechables 
de inodoros para la consecución de los objetivos terapéuticos.
• Es importante que los niños pequeños puedan apoyar los pies para defecar de modo que puedan hacer más fácilmente la prensa abdominal (si no los apoyan tienen que hacer más presión con el suelo de la pelvis 
y hay más riesgos de fisuras, prolapsos y fobia a la defecación).
• Evitar ingesta excesiva de lácteos. La cantidad de leche de vaca en la dieta no debe superar los 500-750 ml/día (según edad). Dicha cantidad es suficiente para asegurar el aporte de calcio. En la cantidad total se deben contabilizar otros productos lácteos, como queso, yogur, queso 
fresco, postres, batidos, etc.
• Ingesta adecuada de líquidos.

Medidas farmacológicas

Debe evitarse el empleo rutinario de enemas y otros fármacos por vía rectal y limitar su uso a situaciones puntuales. Los fármacos orales más empleados en el tratamiento del estreñimiento funcional en el niño se muestra en las Imágenes:

Diapositiva1Diapositiva2

Valora este artículo del blog:
0
Encuentra tu Plan Ideal para Perder Peso en Farmac...
Uso Correcto de los Diferentes Dispositivos de Fár...
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Martes, 10 Diciembre 2019
Si desea registrarse, por favor rellene los campos de nombre de usuario y nombre.

Imagen Captcha

logo bottom3

 

  •   Plaza de los Quintero, 12, 41719 Guadalema de Los Quintero, Utrera, Sevilla
  •   info@farmaciamufer.es
  •   955 833 110
Envio Gratis Mufer
Pago Seguro Mufer
Dudas Mufer

Menú

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.